¿Por qué voy a hacer 683 kilómetros por la India?

En diciembre del año 2016, sin apenas tiempo para pensármelo mucho, me fui por primera vez a la India de la mano de la Fundación Vicente Ferrer. Todo aquello – unido al grandísimo trabajo que ha realizado allí la Fundación – me dejó marcado para siempre. Me hizo volver, pero sobre todo, me hizo tener muy claro que no se podía quedar en vivir una realidad, hacerme unas fotografías y ya está. ¡Yo quería contribuir de alguna manera! Quería colaborar, poner con el #RetoPichon 2018 mi pequeño grano de arena. Y así, decidí que este año todo el esfuerzo sería para la India.

El por qué ayudar este año a la India y no hacerlo a una organización que actúa al lado de mi casa, en mi ciudad, etc., como vengo haciendo desde hace algunos años, donde existen otras muchas necesidades, es porque allí las necesidades son radicalmente distintas.

¡¡Queda muy poco!!! Si quieres ayudarme a conseguirlo, haz tu donación al IBAN de la Fundación Vicente Ferrer: ES30 2100 3331 96 2200096273 con el concepto Reto Pichón.

Se me ocurrían mil formas, pero como aprendí de mi amiga Ángeles Lucas, las prioridades las tienen que establecer ellos. Y así hice, me fui a hablar con Rafael Carmona, delegado de la Fundación Vicente Ferrer en Andalucía y le pregunté que si podía colaborar y en qué. Y me dijo: tenemos un proyecto, queremos construir un taller residencia para 70 mujeres con discapacidad en el área de B.K. Samudran.

Es cierto que uno de los aspectos que más me marcó cuando viajé a la India fue la situación de la mujer y sobre todo de la mujer con alguna discapacidad. Comprobé de primera mano que los recursos llegan así que ¡me puse manos a la obra!

La construcción del edificio

Las nuevas instalaciones que se van a construir con lo recaudado en el #RetoPichón 2018 constarán de dos dormitorios, aseos, y un centro de formación profesional (lugar de trabajo) donde recibirán formación para la elaboración de productos en papel maché, papel reciclado y artículos para el hogar hechos de hoja de palma.

Las futuras beneficiarias directas del proyecto, una vez terminada la construcción, son mujeres con distintos tipos de discapacidad del distrito de Anantapur. En total, son 70 mujeres, de las cuales 40 tienen una discapacidad física, 14 tienen discapacidad auditiva y del habla, 2 son invidentes y las 14 restantes tienen discapacidad psíquica. Los futuros beneficiarios indirectos del proyecto son los miembros de las familias de las participantes, un total de 280 personas.

Poder colaborar en ofrecerle ese cambio de vida a las mujeres con discapacidad de la India merece todo el esfuerzo.

Las mujeres aprenderán un oficio al tiempo que mejorarán sus habilidades personales, profesionales y sociales. Uno de los objetivos primordiales es lograr la inclusión social de estas mujeres y la mejora de su autoestima para que perciban que tienen un papel en su familia y en la comunidad a la que pertenecen.

Se generarán ingresos para las mujeres con discapacidad y promoverán tanto su independencia económica como una mayor contribución a los recursos familiares. De esta forma, las propias mujeres constatan que su papel es importante en el conjunto familiar y sus familias llegan a apreciar mejor sus capacidades diversas.

Colaborar con la Fundación Vicente Ferrer significa contribuir a erradicar la pobreza y la discriminación en la India, pero además significa sensibilizar y dar visibilidad a este problema. 

¡¡Queda muy poco!!! Si quieres ayudarme a conseguir que este proyecto sea una realidad, haz tu donación al IBAN de la Fundación Vicente Ferrer: ES30 2100 3331 96 2200096273 con el concepto Reto Pichón.

¡¡Muchas gracias!!!

No Comments

  • Your email address will not be published. Required fields are marked *
  • You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

User Login